miércoles, 30 de diciembre de 2009

Leer para vivir

"Sabiendo que la vida no tiene una sola verdad, sino infinitas posibilidades"

¿Cómo podría conocer a las personas, respetarlas, aceptar sus errores, si no hubiera gozado con Tolstói, Flaubert, Hesse, Cortázar, Yourcenar y tantos otros? ¿Cómo me reconocería a  mi misma, cómo pasar esa terrible etapa que fue mi adolescencia sin mis soledades y  mis libros? ¿Cómo podría  haber haber aprendido de la historia y sus maravillas sin Bomarzo, Cleopatra o La Iliada? ¿Cómo podría vivir hoy? No podría..., moriría de aburrimiento, de inanición, de desnutrición del corazón ... Sería un pobre y desvalido espíritu, de fe y de sentido.
¿Cómo podría querer a las personas y al mundo?

Nota: Gracias Andrea Palet =)


lunes, 28 de diciembre de 2009

Acerca de los simbolismos: La Historia de Layla y Majnun

Bismillahir Rahmanir Rahim
En el Nombre de Allâh Clemente Misericordioso


Aquel que transita este Camino, transita el Camino del Amor. Transita un camino en el cual el ser se entrega en cuerpo y alma al Creador, y la búsqueda como muchas veces hemos repetido, es una búsqueda interna.

La sutilidad de esta búsqueda se incrementa a medida que uno avanza en este camino. Pero antes de entrar a esos estados sutiles lo primero que tenemos que hacer es eliminar las cosas básicas, las que nos atan a este mundo. Sea lo que fuere: ir a un quiosco a comprar las revistas para enterarnos de la chismografia sobre los artistas o la gente pudiente y famos en nuestro país. Y pasamos horas o minutos de nuestras vidas adquiriendo información que no sirve absolutamente para nada.

Así hacemos un montón de cosas en contra de nuestro bien. No porque hayamos comprado la revista, comprarla esta bien porque ayuda a que alguien se gane su sustento. Es el malgastar el tiempo en el contenido de la revista que a la mente no ayuda para nada. Y eso ocurre cuando nos ponemos a leer un material que no nos ayuda a mejorar, a desarrollar nuestro estado espiritual.

En una oportunidad, en la antigüedad había un sistema de provisión de agua. Y cada peón se ganaba su sustento llevando agua. Había una persona pudiente que le pedía a uno de estos, que todos los días fuera a su casa, retirase dos jarrones que el poseía, los llenase de agua y las trajera para su uso familiar.

Así diariamente el aguatero llevaba a esta familia pudiente las dos tinas llenas de agua pura, y al día siguiente las retiraba ya vacias y regresaba al lugar del agua pura que les proveía. Un dia una de las tinas se fisuró, la tina del lado derecho. Bueno, el hombre las lleno y en el camino de regreso, la tinaja empezó a perder gotas y al llegar a la casa la pérdida era casi la mitad del agua había cargado. El aguatero no dijo absolutamente nada, y fue a cobrar una suma de dinero por la cantidad de agua acarreada, y asi día por día.

Pero la tina estaba muy preocupada, perdía cada vez mas agua y el aguatero no lo advertía y ella no podía hacer nada para controlar esa pérdida de agua. Así transcurrieron los días, las semanas y los meses, y esta situación anormal continuaba, sin que el aguatero pudiera remediarla por su ignorancia de la fisura existente.

Así fue como la tinaja le pidió a Allahu Ta’Ala que le permitiera expresarse, para poder contarle a la familia que en realidad solo llevaba 1 tina y media de agua.

El aguatero cuando escucho eso, se sonrió y le dijo: “No te preocupes”. Las cargo nuevamente de agua y así las llevo de regreso a la casa perdiendo la mitad de la tina en el camino.

Entonces la tinaja pregunta: “Dime: ¿Continúas cobrándole a tu cliente lo mismo que cuando la traías llena?”

El respondió: “Por supuesto que no”.

Y la tina pregunto: “Y por que nunca me hiciste saber de alguna manera que asi era?”.

“Voy a mostrarte algo”, dijo el aguatero. La recoge y va nuevamente al arroyo, la llena de agua y mientras va de regreso hacia la casa, le dice: “Observa a ambos lados del camino, ¿qué ves?”.

“De un lado veo flores...”.

“Y del otro lado, ¿que ves?”.

“Nada”.

“Bueno”, le dice el aguatero, “¿tu sabes como estan esas flores en el camino?”.

La tina contesta: “No”.

Entonces le dice: “Bueno, las flores estan ahí porque yo sabia que tu perdias agua. Traje semillas de flores y las fue plantando en el camino, y mediante el agua que tu ponias nacieron esas flores”.

Así es este Camino. Debemos entender la sutileza de nuestro retorno hacia Allahu Ta’Ala.
En una ciudad de Arabia, había una pareja que, ya entrada en años estaba preocupada porque no tenían un hijo a quien pudieran delegarle la función de ser el cabeza de la tribu a la cual pertencían y el hombre lideraba. El hizo traer a los mejores médicos para consultar, probó todo tipo de métodos que posibilitaban la procreación de un hijo. Finalmente la esposa le propone al marido: “¿Por qué no le pedimos a Allahu Ta’Ala que nos ayude en esto? Quizas El nos escuche”. El le respondió: “¿Por qué no?”. Y se arrodillaron a pedirle al Creador, que por favor EL bendijera su casa con un ser que fuera creyente, que fuera un servidor, virtuoso y devoto. Y pidieron y pidieron. Finalmente, su rezo fue aceptado y de esa unión nació un niño a quien llamaron QAIS.

Qais crecio de una manera ejemplar. Ya sabían desde pequeño que era alguien que poseía grandes virtudes, muy inteligente, hermoso en su apariencia, aprendía todo rápidamente. Estamos hablando de la Arabia de la Edad Media, en que los varones tenían que aprender el arte de la guerra. El se destacaba en todo eso. Y llegó el tiempo en que debía iniciar la educación formal. El padre, inmensamente agradecido al Creador por haberle otorgado un hijo, construyó una escuela e hizo traer a los mejores maestros de toda Arabia e invitó a los hijos e hijas de las mejores familias de Arabia a aprender en esa escuela.

El quería la mejor educación para su hijo y pensaba también educar a los líderes del futuro. Jovenes de ambos sexos comenzaba a tener la Escuela. Esto es ISLAM. Sabéis que hay separación por sexos, las mujeres de un lado y los varones por otro. Pero entre todos esos que aprendieron en esa Escuela llego una niña de cabello largo negro, hermosos ojos negros, muy vivaz e increiblemente hermosa. Su nombre era LAYLA. Su nombre significa “noche” en árabe. Le decían noche por lo negro de su cabello y sus ojos: era increíblemente atrayente.

Desde el primer momento en que pudieron verse en los recreos, Qais y Layla, tuvieron una atracción inmediata. Se miraban, y no podían despegarse los ojos el uno del otro. Cuando sus amigos estaban jugando, intercambiando palabras y demás, ellos no hablaban: simplemente se miraban. Esa amistad, ese cariño, ese aprecio, con el correr de los años se transformó en una pasión que los agobiaba, que llenó todo su ser. Layla ya tenía 12 años, y en la Arabia de aquella época, era común que cuando una jovencita era algo especial, alguien que quería que ella fuese su esposa pedía la mano a los padres de ella hasta la mayoria de edad. No significaba que se casaran como hombre y mujer, pero cuando se hacian esos arreglos, esa niña quedaba prometida a quien pidió su mano, como futura esposa.

Esa amistad, pronto se convirtió en más que amistad a través de esas miradas que intercambiaban (no como en nuestra sociedad occidental: alli no había ningún contacto en absoluto); se convirtió en algo que todo el mundo empezó a darse cuenta. Y los padres de ella no podían permitir una relación amorosa que estuviera en boca de todos. Entonces decidieron retirar a Layla de la Escuela. Qais, se desespero. Su corazón se rompió en mil pedazos. Ya adolescente no podía soportar estar separado de Layla, a tal punto que cuando sus compañeros le preguntaban que pasaba, el sólo podía hablar de ella. Sus palabras, sus pensamientos, sus acciones, estaban conectados a Layla y no podía hablarles nada más. Incluso, dejaron de preguntarle.

Y el en la desesperación, decidió mudarse al pueblo vecino de donde venía Layla. Se construyó en la alto de una colina que miraba al pueblo, una casa hecha de barro y de paja, y allí pasaba sus días, mirando hacia el pueblo, anhelando quizás en algún momento poder llegar a ver a Layla por alguno de los caminos. No fue así, porque los padres de Layla al enterarse de todo esto, sabían que la única manera de manternerla separada de Qais, era encerrarla en la casa. Qais, entretanto, aspiraba el viento del oeste porque sabía que pasaba por el pueblo de Layla y que ese viento había acariciado a su amada. Tomaba flores y tiraba los petalos sobre la huella que descendía al pueblo, porque quizás Layla en algun momento en el pueblo, vería flotar esos petalos y quizás ella se daría cuenta que eran de parte de él. Así era con todo.

Paso el tiempo, las semanas, los meses. El padre de Qais le pedía acongojado que regresara a su casa. Qais no prestaba ninguna atención. Todo sueño, toda su presentacion, toda su mente, estaban con Layla. Y poco a poco se fue conviertiendo en alguien salvaje. Gente que pasaba por la zona, lo iba a ver y el solo les hablaba de Layla. Finalmente, el padre dijo: “Bueno: esto tiene que acabarse”. Y penso largamente en que solución podía darle a este tema. Mientras tanto, los compañeros de escuela de Qais, muy preocupados por todo lo sucedido, decidieron ir a verlo. “Lo que vamos a hacer es ayudarlo a que vea a Layla de alguna manera”, dijeron.

El estaba desesperado por volver a acercarse a ella. Entonces, entre todos, deciden que van a vestirse de mujeres para poder entrar en la casa de Layla. Y así también lo visten a Qais, a quien ya llamaban MAJNUN, la gente del pueblo, por su apariencia de “loco” que tenia, por su lenguaje incomprensible, ya que nadie podía entender como alguien podía concentrar todos sus pensamientos en el ser amado. Ni que existiera nada más para él. Pensaban que estaba loco, loco de amor: MAJNUN.

Disfrazados de mujeres, sus 3 compañeros y él, debían entrar en la casa de la familia de Layla; nadie prestaría atención pensando que eran mucamas de Layla. Cuando llegan logran acceder a los aposentos interiores. Ellos quedan afuera, Majnun abre la puerta, para ver a Layla. Mientras, Layla que había presentido que algo así podía llegar a ocurrir, se viste con sus mejores ropas, un vestido de color turquesa que constrastaba con su cabellos negros y sus ojos negros, que enmarcó con la pintura que usaban las mujeres en Arabia Saudita; sus mejillas lucían rosadas de alegría...Majun entra, y la ve sentada sobre su cama. Lo único que pudieron hacer fue mirarse, enbelesados. No podían creer que eso estaba sucediendo.

Entretanto una de las mucamas de la familia, ven a esas mujeres de apariencia extraña paradas frente a la puerta de Layla y llama a la madre, y le dice lo que sucede y hacen llamar a los guardias; cuando estos llegan a la habitación de Layla, ya Majnun y sus amigos habian desaparecido. Cuando interrogan a Layla sobre lo ocurrido, lo único que encontraron fue silencio y una sonrisa. Layla, jamas habló del amor que sentía por Qais con ningún ser humano.

Mientras tanto, el padre que deseaba recuperar a su hijo, decide finalmente preparar una caravana cargada de cosas valiosas: telas, joyas, perfumes, incienso e ir a pedir la mano de Layla a su familia. Es bien recibido. Los dos padres encuentran mucha armonía entre ellos, y cuando empiezan a hablar sobre el tema del casamiento, del posible casamiento, el padre de Qais dice: “Tu sabes que para una union, hacen falta solo dos cosas: amor y riqueza. Amor, sabemos que existe. Yo puedo asegurarles que ellos tengan suficientes riquezas de manera que nunca les falte nada”.

El padre de Layla escucha todo con mucha atención y le dice: “Yo no tengo nada en contra de Qais, se que tu eres una persona muy honorable, acepto todos tus argumentos, pero te pido que te pongas en mi lugar. Si yo fuera el padre de Qais y tu el padre de Layla, ¿darias tu hija en matrimonio a alguien que vive como los animales, en una choza, que no se ha bañado en meses, que habla solamente de amor, tiene una conducta muy extraña? Repito: ¿le darias tu hija a esa persona?”.

¡Que podia responder el padre de Qais! Quien había sido alguna vez un ser muy inteligente, el mejor de su clase, honesto, el mejor guerrero de los de sus edad, no puede ser nada entre eso simplemente porque la realidad en ese momento, era que se había convertido en alguien simplemente enloquecido de amor. Entendió la preocupación del padre de Layla, y se fue.

No contento con eso, decide invitar a su hijo a su casa, el hijo accede dejando la choza y regresa a la casa de su padre. Había preparado una cena fastuosa, con la concurrencia de las mujeres mas jovenes y hermosas de los alrededores. Y él las miraba con atención: porque en algunas veía el hermoso cabello de Layla, en otras sus hermosos ojos, en otras el mejor vestido, en otras el delicioso perfume...¡Pero Layla no estaba!.

El padre decide llevarlo al Hajj. Y cuando llegan a la Casa de Allahu Ta’Ala en la Tierra, Qais queriendo mostrarse agradecido con su padre se arrodilla pero el pedido que salió de sus labios fue: “Oh Rey de Reyes; Tu que das amor a la Creación, te ruego que hagas que este amor y el objeto de este amor sean para siempre ensalzados...!”. El padre de Qais no podía creer que lo único que le seguía preocupando a Qais era el amor. Hacen su Hajj (Peregrinaje), y cuando regresan, Qais se despide de su padre diciendo:
“¡Padre, no deseo mas estar cerca de la gente, no soporto estar cerca de seres humano! Deseo irme”. Y se va al desierto. Pasaron años...nadie vio a Qais por larguísimo tiempo.

Finalmente, alguien se entera que en unas ruinas, vivía un ser extraño y loco,que lo único que hacía era escribir poesías de amor y las soplaba al viento. Los únicos que escuchaban a Majunun eran los animales. Un día, un viajero yendo camino hacia el Hajj, decide pasar por esas ruinas y ver si podía conocer a este ser extraño que era famoso en toda Arabia, por su conducta excéntrica. Al encontrarlo, se acerca y dice: “Assalamu Aleykum”. Advierte que no responde, que estaba escribiendo. Vuelve a decir: “Assalamu Aleykum” y nada. Hasta que a la tercera vez el responde: “Aleykum Selam”. Y se pone a hablar; describe su historia y lo único de lo que continuaba hablando era de Layla. El viajero, que tenía un poco de pan, lo comparte con Majnun. Al terminar de comer, el viajero parte y así continuaron pasando los años. El padre de Majnun nunca más volvió verlo. Finalmente, su padre se va al más allá y al poco tiempo también su madre.

Mientras tanto, Layla seguía sin decir absolutamente ni una palabra a nadie, ni de su amor, ni tampoco hablaba con nadie. El padre, conoce a un rico mercader quien le pide la mano de Layla, a lo que el padre accede para terminar de una vez por todas con esta historia. Layla le pide que no lo haga porque jamás podría amarlo. El padre no quiere escuchar y le da la mano al mercader de nombre Isa. Y ambos se casaron. Layla le dijo: “Jamás voy a poder amarte porque mi corazón pertenece a alguien. Por favor, búscate amantes, estoy segura que habrá muchas que puedes llegar a encontrar que podrán hacerte feliz. No cuentes conmigo porque jamas me voy a entregar”. Isa, un hombre sensible, nunca quiso imponerse a Layla. Nunca pudo hacerlo. Pasaron los años. La juventud de Layla, cambio por madurez. Su belleza no se apago, sino que se convirtió en algo diferente.

Cuando Majnun se entera que ella estaba casada, decide escribir un poema sobre eso. Y en medio de todo su dolor, de pronto hubo una transición, y ese dolor tan intenso paso a una serenidad interior muy intensa también. Ese poema le fue entregado a Layla, y ella escribe un poema en respuesta, el cual decia:

“¡O Qais! Tu amor se ha convertido en llamas que todo lo quema! EL mío ha sido siempre el silencio. Tu has derramado honor a los cuatro vientos. El mío ha sido siempre el silencio. ¡O Qais! ¡Quién de los dos piensas que esta más enloquecido de amor: ¿tu o yo?”

Esa fue la última vez que se comunicaron. Años despues Isa murio, y luego...Layla se fue al más allá. Cuando Majnun se entera que Layla habia partido al más allá, ya anciano apenas podía caminar, va hasta la tumba de Layla, y con una gran paz interior acompañada de la congoja de no haber podido compartir la vida terrena con su amada, apoya la cabeza sobre la tumba de ella y allí decidió entregar su alma...Al año de la muerte de Layla, la familia decide ir a visitar su tumba, y encontraron el cuerpo de Qais, muerto, sobre la tumba de ella. Amigos de la infancia de Qais, de alguna manera lo reconocieron y su cuerpo fue enterrado al lado del de Layla. Aquello que había estado unido por el amor en la eternidad, desde el comienzo de su relación, finalmente sus cuerpos pudieron estar juntos en esta tierra...

Un derviche tuvo un sueño. En ese sueño lo vió a Majnun en la presencia de Allahu Ta’Ala. Y Allahu Ta’Allah habia adoptado en el sueño una forma que podía ser reconocida por el derviche. Y El (Alabado Sea) trataba con muchisimo cariño a Majnun; le acariciaba la cabeza y le decía: “Majnun, ven aquí, ¡siéntate a mi lado!” Y habiendo sentado a Majnun a Su lado seguía acariciándolo y le decía: “¿No te avergüenzas de haber buscado a Layla, luego de haber bebido el vino del amor?”.

El derviche en ese momento pensó: “¿Y que le paso a la pobre Layla?”. Inmediatamente, Allah le respondió: “¡Ah...Layla! Layla es diferente. Layla esta en el más enaltecido de los estados, simplemente porque su amor fue siempre oculto...”

A aquellos que entendieron, les pido que expliquen esto a aquellos que no entendieron. Estas historias son la descripcion de nuestro Camino. Las diferentes etapas son los Estados del Alma. Ese es nuestro camino. Alguno de nosotros somos muy verborragicos en nuestras expresiones. Y otros llevamos ese amor adentro: es un SECRETO.

Así a título de ejemplo, fue mi último Sheikh Sefer Efendi (ra). Era un señor de unos 60 y pico de años, poseía una personalidad muy atrayente, pero si lo hubieramos visto por la calle no le hubieramos prestado mucha atención. El era un amante...¡Imitémoslo! Nuevamente...: no escuchemos ni busquemos lo negativo dentro nuestros; busquemos aquello que es positivo, aquello con lo que podamos servir a Su Creación.

Hablando de SIMBOLISMOS, esta historia es exactamente eso. Lo mismo que “Las Mil y Una Noches”, que describe la corte de uno de los Sultanes Omeyas, uno de los momentos de mas alto esplendor de la Ciudad de Bagdad y todo lo que era aquel Imperio. “Las Mil y Una Noches” no es nada más y menos que un viaje espiritual para aquellos que buscan al Señor. Por supuesto que admite diversas lecturas: como una novela, como una descripcion de la cultura y cosutmbres de aquella época. Pero también tiene, para aquellos que tienen ojos, un inmenso valor descriptivo del viaje espiritual.

Assalamu Aleykum
Al Hajj Orhan al Yerrahi al Halveti

Al Hajj Orhan al Yerrahi al Halveti
Sohbet dado el 19 de Enero de 2006 – Asociacion Islamica Yerrahi
Orden Sufi Yerrahi al Halveti



sábado, 26 de diciembre de 2009

Dualidad

Amor y Odio

AMO:La lluvia en mi cara, el sonido del mar golpeando las rocas,caminar descalza a la orilla de la playa, los ocasos, los covers de Michael Buble,los gatos, el sonido del cascabel en los gatos, los chocolates de la Ibérica, el olor del pasto recién cortado, el café de Quillabamba, el film Amélie,Yann tiersen, los libros antiguos, usar zapatillas de tela, el cielo serrano cubierto de estrellas tan cercanas que sientes que las puedes tocar, Copacabana-Bolivia y su vista privilegiada al lago, mis manos en tierra húmeda, las calles Cuzqueñas y los finales en las películas donde los protagonistas caminan hácia el horizonte.

ODIO: El sonido del cláxon de los vehículos, los buses repletos, las luchas de la WWE, las apuestas sean de cualquier tipo, las justificaciones a la guerra, las corridas de toros, la intolerancia, el sexismo, la discriminación, el racismo,cuando las personas me responde en monosílabos y a quienes que se creen superiores a los demás.

Esta dualidad de lo que odio y lo que amo surge a causa de una edición anterior de Etiqueta Negra.

martes, 15 de diciembre de 2009

La poesía es sueño

Martes primero de diciembre, hora 9:15 am reviso mi e-mail, quien me escribe es mi amigo Alex desde Santiago, quien me dicen que desempolve mis poemas y que los presente, o mejor dicho que los recite en el cafe Zeit, que será mi oportunidad, yo un tanto sorprendida y confusa, el jueves!! ... pero el jueves es muy pronto,¿Qué desempolve mis poemas?, voy tomando conciencia de semejante pedido, pero yo diría mi buen Alex, que son mis letras dispersas, pero bueno aqui voy, juntando los papeles, llegó el día y la hora, estoy nerviosa, pido un café helado para calmar mi ansiedad, es que no suelo recitar menos en público, he llegado casi a la culminación, no me inscribí previamente pero soy considerada y me dan el micrófono, los poemas van dedicados a... bah!! no puedo hacerlo, no si puedo solo que no quiero, no busco la exposición, dentro de mi, el hermetismo me invade y me sofoca el rubor de mis mejillas, pero así como la duda me acompaña, la razón me aconseja, no pierdes nada, así que lei un poema viejo y luego otro nuevo, para mantener el equilibrio, los dos hablan de amor sin mencionar esa eterna palabra de cuatro letras. Yo única mujer que recitaba aquella noche pues quienes me antecedieron fueron todos varones, vaya que fuerte lo hice, me atreví, leia como si la gente no existiera, leí sin saber que me escuchabas, leí para escuchar mi voz entre paredes y una voz susurraba esto si es poesía... que añejo hálago que me devuelve al pasado. Mientras acaba el recital y salgo del lugar cierro los ojos y voy pintado un retrato imaginario.

Mi inspiración tiene nombre y camina por la calles de mi ciudad, es dulce y apasionado con los sonidos cálidos y en las noches alarga el tiempo sin detenerlo, se dirige de norte a sur hácia su morada, mientras esboza una tímida sonrisa...


sábado, 28 de noviembre de 2009

Atracción y la excepción

Nada une mas a los seres humanos (sin coartar su individualidad) que admirar y amar conjuntamente a un ser humano, o estar vinculados por una idea, una pieza musical, una pintura o un ritual, o incluso compartir el sufrimiento. Erich Fromm


miércoles, 18 de noviembre de 2009

Promesas

La quiso con el triste amor que inspiran
las personas que no nos quieren, los fracasos,
las enfermedades, las manías; esencialmente
no es mentira decir que no se alejó nunca de ella.

J.L. Borges


domingo, 8 de noviembre de 2009

Every rose has its thorn




Luego que uno decide no mirar atrás, siente que siempre quedan cosas pendientes, talvez una canción o quizas frases sin puntos suspensivos,me queda el sabor agridulce de la verdad, ¿por qué? nos sentimos nostalgicos, porque ella me dice somos hermanas de la melancolia, porque no puedo restregar a la mentira y confrontar los silencios, al menos lo que queda me dice es la promesa que tu hiciste, hey inspiración a la siguiente me avisas cuando vuelves porque mira que es dificil comprenderte, porque yo misma me siento entre la levedad y el ser...
hasta la proxima vez que te cruces en mi camino

domingo, 25 de octubre de 2009

Dos poemas... de Emily Dickinson

Podría estar más sola sin mi soledad...

Podría estar más sola sin mi soledad,
tan habituada estoy a mi destino,
tal vez la otra paz,
podría interrumpir la oscuridad
y llenar el pequeño cuarto,
demasiado exiguo en su medida
para contener el sacramento de él,

no estoy habituada a la esperanza,
podría entrometerse en su dulce ostentación,
violar el lugar ordenado para el sufrimiento,

sería más fácil fallecer con la tierra a la vista,
que conquistar mi azul península,
perecer de deleite.

-----------------------------------

Soy nadie. ¿Tú quién eres?


Soy nadie. ¿Tú quién eres?
¿Eres tú también nadie?
Ya somos dos entonces. No lo digas:
lo contarían, sabes.

Qué tristeza ser alguien,
qué público: como una rana
decir el propio nombre junio entero
para una charca admiradora.

sábado, 17 de octubre de 2009

La Suma de Mis días

A medida que pasan los días, horas, minutos y segundos; me voy despojándome de nimiedades y gustos artificiales, me estoy quedando con la simpleza, y las miradas extrañadas de gente que me ve pasar… despreocupada y observadora, tan humana y a la vez cuestionadora de un mundo que parece levitar entre alfombras económicas y protestas ambientales; por un lado desean el añorado crecimiento perspicaz de sus cuentas bancarias, dejando de un lado a la familia, ese núcleo central de toda sociedad, hoy los niños (en no todos los casos)poseen Mp3, Mp4, Play Station WII, Lap Tops, Notebook, Tv. Plasma, ropas exclusivas, y zapatillas de marcas con nombres desconocidos en nuestro vocabulario, cuando sus padres nunca disfrutaron de aquellas regalías… no ellos no tuvieron eso, porque ellos jugaron con la pelota ,los juegos con lasota, los juegos de las escondidas, la ronda, la gallinita ciega, entre otros tantos. Hoy solo hay rezagos menesterosos de aquellos tiempos gloriosos. Aun si el crecimiento nos trae comodidades también atrae el consumismo, la envidia, el egoísmo, la gula, el facilismo; si bien las cosas cuestan por eso cada vez mas la población se endeuda, nadie esta conforme con su hogar, ni con lo que se usa con lo que tiene, esa ansia de poder nos ha vuelto inescrupulosos con nuestro semejantes obviando las necesidades. Hasta cuando me pregunto, mientras camino por las calles vacías, contemplando los parques olvidados, de aquellos paseos familiares, que ironía solo nos acordamos de lo bello de vivir cuando nos encontramos en el umbral, cuando la parca toca nuestra puerta… como diría Vallejo “Hay golpes en la vida, tan fuertes ... ¡Yo no sé!”

Pdta. La canción es para disfrutarla



sábado, 10 de octubre de 2009

La Tía Daniela

La tía Daniela se enamoró como se enamoran siempre las mujeres inteligentes: como una idiota. Lo Había visto llegar una mañana, caminando con los hombros erguidos sobre un paso sereno y había pensado: "Este hombre se cree Dios". Pero al rato de oírlo decir historias sobre mundos desconocidos y pasiones extrañas, se enamoró de él y de sus brazos como si desde niña no hablara latín, no supiera lógica, ni hubiera sorprendido a media ciudad copiando los juegos de Góngora y Sor Juana como quien responde a una canción en el recreo.
Era tan sabia que ningún hombre quería meterse con ella, por más que tuviera los ojos de miel y una boca brillante, por más que su cuerpo acariciara la imaginación despertando las ganas de mirarlo desnudo, por más que fuera hermosa como la virgen del Rosario. Daba temor quererla porque algo había en su inteligencia que sugería siempre un desprecio por el sexo opuesto y sus confusiones.
Pero aquel hombre que no sabía nada de ella y sus libros, se le acercó como a cualquiera. Entonces la tía Daniela lo dotó de una inteligencia deslumbrante, una virtud de ángel y un talento de artista. Su cabeza lo miró de tantos modos que en doce días creyó conocer a cien hombres.
Lo quiso convencida de que Dios puede andar entre mortales, entregada hasta las uñas a los deseos y las ocurrencias de un tipo que nunca llegó para quedarse y jamás entendió uno solo de todos los poemas que Daniela quiso leerle para explicar su amor.
Un día, así como había llegado, se fue sin despedir siquiera. Y no hubo entonces en la redonda inteligencia de la tía Daniela un solo atisbo de entender qué había pasado.
Hipnotizada por un dolor sin nombre ni destino se volvió la más tonta de las tontas. Perderlo fue una larga pena como el insomnio, una vejez de siglos, el infierno.
Por unos días de luz, por un indicio, por los ojos de hierro y súplica que le prestó una noche, la tía Daniela enterró las ganas de estar viva y fue perdiendo el brillo de la piel, la fuerza de las piernas, la intensidad de la frente y las entrañas.
Se quedó casi ciega en tres meses, una joroba le creció en la espalda, y algo le sucedió a su termostato que a pesar de andar hasta en el rayo del sol con abrigo y calcetines, tiritaba de frío como si viviera en el centro mismo del invierno. La sacaban al aire como a un canario. Cerca le ponían fruta y galletas para que picoteara, pero su madre se llevaba las cosas intactas mientras ella seguía muda a pesar de los esfuerzos que todo el mundo hacía por distraerla.
Al principio la invitaban a la calle para ver si mirando las palomas o viendo ir y venir a la gente, algo de ella volvía a dar muestras de apego a la vida. Trataron todo. Su madre se la llevó de viaje a España y la hizo entrar y salir de todos los tablados sevillanos sin obtener de ella más que una lágrima la noche que el cantador estuvo alegre. A la mañana siguiente le puso un telegrama a su marido diciendo: "Empieza a mejorar, ha llorado un segundo". Se había vuelto un árbol seco, iba para donde la llevaran y en cuanto podía se dejaba caer en la cama como si hubiera trabajado veinticuatro horas recogiendo algodón. Por fin las fuerzas no le alcanzaron más que para echarse en una silla y decirle a su madre: "Te lo ruego, vámonos a casa".
Cuando volvieron, la tía Daniela apenas podía caminar y desde entonces no quiso levantarse. Tampoco quería bañarse, ni peinarse, ni hacer pipí. Una mañana no pudo siquiera abrir los ojos.
-¡Está muerta! - oyó decir a su alrededor y no encontró las fuerzas para negarlo.
Alguien le sugirió a su madre que ese comportamiento era un chantaje, un modo de vengarse en los otros, una pose de niña consentida que si de repente perdiera la tranquilidad de la casa y la comida segura, se las arreglaría para mejorar de un día para el otro. Su madre hizo el esfuerzo de abandonarla en el quicio de la puerta de la Catedral.
La dejaron ahí una noche con la esperanza de verla regresar al día siguiente, hambrienta y furiosa, como había sido alguna vez. A la tercera noche la recogieron de la puerta de la Catedral con pulmonía y la llevaron al hospital entre lágrimas de toda la familia.
Ahí fue a visitarla su amiga Elidé, una joven de piel brillante que hablaba sin tregua y que decía saber las curas del mal de amores. Pidió que la dejaran hacerse cargo del alma y del estómago de aquella náufraga. Era una creatura alegre y ávida. La oyeron opinar. Según ella el error en el tratamiento de su inteligente amiga estaba en los consejos de que olvidara. Olvidar era un asunto imposible. Lo que había que hacer era encauzarle los recuerdos, para que no la mataran, para que la obligaran a seguir viva.
Los padres oyeron hablar a la muchacha con la misma indiferencia que ya les provocaba cualquier intento de curar a su hija. Daban por hecho que no serviría de nada y sin embargo lo autorizaban como si no hubieran perdido la esperanza que ya habían perdido.
Las pusieron a dormir en el mismo cuarto. Siempre que alguien pasaba frente a la puerta oía a la incansable voz de Elidé hablando del asunto con la misma obstinación con que un médico vigila a un moribundo. No se callaba. No le daba tregua. Un día y otro, una semana y otra.
-¿Cómo dices que eran sus manos? - preguntaba. Si la tía Daniela no le contestaba, Elidé volvía por otro lado.
-¿Tenía los ojos verdes? ¿Cafés? ¿Grandes?
-Chicos - le contestó la tía Daniela hablando por primera vez en treinta días.
-¿Chicos y turbios?- preguntó la tía Elidé.
- Chicos y fieros - contestó la tía Daniela y volvió a callarse otro mes.
- Seguro que era Leo. Así son los de Leo - decía su amiga sacando un libro de horóscopos para leerle. Decía todos los horrores que pueden caber en un Leo. - De remate, son mentirosos. Pero no tienes que dejarte, tú eres de Tauro. Son fuertes las mujeres de Tauro.
- Mentiras sí que dijo - le contestó Daniela una tarde.
-¿Cuáles? No se te vayan a olvidar. Porque el mundo no es tan grande como para que no demos con él, y entonces le vas a recordar sus palabras. Una por una, las que oíste y las que te hizo decir.
-No quiero humillarme.
-El humillado va a ser él. Si no todo es tan fácil como sembrar palabras y largarse.
-Me iluminaron -defendió la tía Daniela.
- Se te nota iluminada - decía su amiga cuando llegaban a puntos así.
Al tercer mes de hablar y hablar la hizo comer como Dios manda. Ni siquiera se dio cuenta cómo fue. La llevó a una caminata por el jardín. Cargaba una cesta con fruta, queso, pan, mantequilla y té. Extendió un mantel sobre el pasto, sacó las cosas y siguió hablando mientras empezaba a comer sin ofrecerle.
- Le gustaban las uvas - dijo la enferma.
- Entiendo que lo extrañes.
Sí - dijo la enferma acercándose un racimo de uvas -. Besaba regio. Y tenía suave la piel de los hombros y la cintura.
-¿Cómo tenía? Ya sabes - dijo la amiga como si supiera siempre lo que la torturaba.
- No te lo voy a decir - contestó riéndose por primera vez en meses. Luego comió queso y té, pan y mantequilla.
- ¿Rico? - le preguntó Elidé.
- Sí - le contestó la enferma empezando a ser ella.
Una noche bajaron a cenar. La tía Daniela con un vestido nuevo y el pelo brillante y limpio, libre por fin de la trenza polvorosa que no se había peinado en mucho tiempo.
Veinte días después ella y su amiga habían repasado los recuerdos de arriba para abajo hasta convertirlos en trivia. Todo lo que había tratado de olvidar la tía Daniela forzándose a no pensarlo, se le volvió indigno de recuerdo después de repetirlo muchas veces. Castigó su buen juicio oyéndose contar una tras otra las ciento veinte mil tonterías que la había hecho feliz y desgraciada.
- Ya no quiero ni vengarme - le dijo una mañana a Elidé -. Estoy aburridísima del tema.
- ¿Cómo? No te pongas inteligente - dijo Elidé-. Éste ha sido todo el tiempo un asunto de razón menguada. ¿Lo vas convertir en algo lúcido? No lo eches a perder. Nos falta lo mejor. Nos falta buscar al hombre en Europa y África, en Sudamérica y la India, nos falta
encontrarlo y hacer un escándalo que justifique nuestros viajes. Nos falta conocer la galería Pitti, ver Florencia, enamorarnos en Venecia, echar una moneda en la fuente de Trevi. ¿Nos vamos a perseguir a ese hombre que te enamoró como a una imbécil y luego se fue?
Habían planeado viajar por el mundo en busca del culpable y eso de que la venganza ya no fuera trascendente en la cura de su amiga tenía devastada a Elidé. Iban a perderse la India y Marruecos, Bolivia y el Congo, Viena y sobre todo Italia. Nunca pensó que podría convertirla en un ser racional después de haberla visto paralizada y casi loca hacía cuatro meses.
- Tenemos que ir a buscarlo. No te vuelvas inteligente antes de tiempo - le decía.
- Llegó ayer - le contestó la tía Daniela un mediodía.
- ¿Cómo sabes?
- Lo vi. Tocó en el balcón como antes.
- ¿Y qué sentiste?
- Nada.
-¿Y qué te dijo?
- Todo.
- ¿Y qué le contestaste?
- Cerré.
-¿Y ahora? - preguntó la terapista.
- Ahora sí nos vamos a Italia: los ausentes siempre se equivocan.
Y se fueron a Italia por la voz del Dante: "Piovverà dentro a l'alta fantasía."

(De los Relatos de Angeles Mastretta de su Libro MUJERES DE OJOS GRANDES)

Pdta: el libro es super curioso me gusto de principio a fin recomendable para mujeres que ven el mundo de diversas perspectivas=)

domingo, 20 de septiembre de 2009

jueves, 17 de septiembre de 2009

Solo tú

Ojos de lirio y de mi delirio
lágrimas que caen en el lago
infame del olvido
sonetos compuestos al alba
con tu nombre como título
reclamando tu ausencia
ignorando la persecución
sin lamentar las ilusiones
ni resquebrajar juramentos
ahuyentando la tragedia
para redimir perdones
y suplir el intercambio de miradas
por la deslumbrante luna hechicera

Pdta. el olvido...olvidó pasar por este corazón esperanza
La inspiración ha vuelto...

sábado, 5 de septiembre de 2009

Gift


Y si contemplas llorando las estrellas, y si te llena el alma de imposibles, es que mi soledad viene a besarte

sábado, 29 de agosto de 2009

Estoy enamorada

Estoy enamorada de mis poetas, de Vallejo y sus interminables melancolías, de Neruda y sus poemas enumerados, de Mallarmé y sus espacios en blanco,de Gustavo Adolfo Bécquer y esa obsesión pagana de buscar a sus musas en sus rededor plagado de letras, de Arthur Rimbaud y su mirada profunda, agónica que clama existencia, yo no sé que me sucedió y es que sigo enamorada…lo confieso, también de escritores que me enseñaron a amar la prosa, la precisión y la imaginación, de Shakespeare, Stendhal, Cortazar, Verne, García Márquez, Goethe y su romanticismo, de Milán Kundera, a éste último le debo, haberme rescatado de la cárcel de cristal de la inocencia, a Alberto Fuguet y su encanto contemporáneo, pero bueno no solo de ellos me enamoré también lo hice actores; como no amar a Clark Gable interpretando a Rhett Butler en “Lo que el viento se llevó”, esa galantería combinada con sarcasmo tan fino, educado y esa mirada que incita al pecado, como no querer a Humphrey Bogart en “Sabrina” tan frío y serio, como no desear a Mel Gibson interpretando a William Wallace cubierto de valentía y heroísmo, como no soñar con Gael García Bernal y sus papeles tan disimiles como el padre Amaro o como Sthepán en la “Ciencia de los sueños”, como no sonreír por Charlie Chaplin interpretando a Charlote en sus comedias en blanco y negro, como no admirar a Hugh Laurie como el Dr. House misántropo él, que con cada frase lanza un certeza incuestionable como si la razón lo dominara. Y de filósofos elijo a Schopenhauer a sus definiciones y sus desprecios. Y si de música hablamos me quedo con Raine Maida y su lucha por querer cambiar al mundo, a Damián Rice y su voz tan suave que susurra mis oídos, a Chopín y su música para piano, mi favorita Op. 10 Nro. 3. A Joaquín Sabina y sus letras con verdad y en serio que también me enamore de Calamaro.
¿Si me enamoré de verdad?, de un hombre cercano y real de mi sociedad, es un misterio pues mi corazón guarda secretos que aún no confieso.

Pd. Y por si fuera poco sueño con París, una ciudad que no conozco pero que me gustaría conocer así me fuera como una mendiga, me bastaría saber que fui hasta allí, el video es de Camille.

domingo, 16 de agosto de 2009

somos lo que somos

Siempre seremos un par de bohemios libres,
prófugos de los convencionalismos
capaces de pintar los vacíos y los espacios en blanco
pues hemos roto ese parámetro absurdo de los límites
enfrentamos a la mentira
socavandola de nuestras vidas
atravesamos el infierno frio del silencio
con la cadenciosa música de nuestras voces
al recitar poesía

sábado, 8 de agosto de 2009

lunes, 3 de agosto de 2009

La mañana está en calma, sin rumores; en calma...

La mañana está en calma, sin rumores; en calma,
como para ofrecerse a un dolor más tranquilo;
y tan sólo, chocando con las hojas marchitas,
el fruto del castaño se desliza hasta el suelo.

Calma y profunda paz en estas altas lomas
y en gotas de rocío que inundan las aliagas,
y en esas telarañas de plata, que entre el oro
y el verde centellean.

Calma y tranquila paz en la llanura vasta
que a lo lejos se tiende, con boscajes de otoño,
y en las granjas pobladas y en torres que se tornan
menudas y se mezclan con el mar murmurante.

Calma y profunda paz en el aire anchuroso,
en las hojas que torna rojizas la otoñada,
y si en mi corazón hubiere alguna calma,
será desesperanza tranquila, solamente.

Calma sobre los mares y plateado sueño
y correr de las ondas, que van a su reposo;
y calma de la muerte en aquel noble pecho,
que alienta, pero sólo con las aguas profundas.

Poema de Alfred Lord Tennyson


jueves, 23 de julio de 2009

FRIDAY I'M IN LOVE

I don't care if Monday's blue,
Tuesday's grey and Wednesday too.
Thursday, I don't care about you.
It's Friday, I'm in love.
Monday, you can fall apart.
Tuesday, Wednesday, break my heart.
Thursday doesn't even start.
It's Friday, I'm in love.

Saturday, wait,
And Sunday always comes too late,
But Friday never hesitate...

I don't care if Monday's black,
Tuesday, Wednesday, heart attack.
Thursday, never looking back.
It's Friday, I'm in love.

Monday, you can hold your head.
Tuesday, Wednesday, stay in bed.
Or Thursday, watch the walls instead.
It's Friday, I'm in love.

Saturday, wait,
And Sunday always comes too late,
But Friday, never hesitate...

Dressed up to the eyes,
It's a wonderful surprise
To see your shoes and your spirits rise,
Throwing out your frown,
And just smiling at the sound,
And as sleek as a shriek,
Spinning round and round.
Always take a big bite,
It's such a gorgeous sight
To see you eat in the middle of the night.
You can never get enough,
Enough of this stuff.
It's Friday,
I'm in love.

P.D. i love this song

domingo, 19 de julio de 2009

la boda de mi mejor amiga


Melanie se casó, un viernes con sol y cielo azul, y yo fui testigo, estuve presente ante el acontecimiento más importante en su vida para el inicio de una nueva etapa, esta vez de casada, de esposa, de mujer que se compromete con el hombre que ama, para compartir un nuevo sendero, esta vez juntos los dos.

Con sinceridad debo decir que fue hermoso ver a mi amiga tan feliz, que se podia notar que irradiaba amor por el mundo, por las personas que se encontraban presentes, por su familia y sobre todo hácia él. Yo sin dudarlo fui espectante maravillada y como película de flashback vinieron a mi mente todos los momentos que compartí con ella, recuerdo que la conocí en mi primer año en la universidad, fui la segunda en llegar a clases, ella ya estaba presente, y eso me molestó, sólo nos dijimos algunas palabras y ya me había caído tan bien, que pensé es bueno saber que en el mundo puedes encontrar gente buena y de esa lotería grandiosa, esa persona puede llegar a convertirse en tu mejor amiga.

Ella y yo hemos sido amigas desde aquel lunes que de fecha no tengo memoria, pero que quedó en el corazón como algo impreso. Hemos compartido caminatas , viajes, tareas, charlas, risas, lágrimas, escritos y dibujitos.Cuando ella dejó Derecho no me sorprendió,su vocación de arquitecta era más grande que todos los libros de Derecho, le dije que siguiera lo que ella creía mejor y lo hizo.

Mi querida Mel conoció a Heikki por esas venturas que tiene el destino, pero yo pienso que ellos ya estaban destinados a estar juntos. Desde aquí le deseo la dicha y la felicidad, en estos momentos ella debe estar arribando a Finlandia, a su nuevo hogar, su nuevo lugar, su nueva vida, mientras escribo estas lineas escucho el Cd que me regaló Heikki (el grupo es DELAY TREES)no si antes dejar caer unas lágrimas pues su melodía son para recordar que fue bueno haberte conocido Mel, ojalás que alguna vez pueda verte nuevamente aquí en Perú, o en cualquier parte de Europa que pueda imaginar llegar...

Pdta. Siempre seremos amigas hasta cuando seamos ancianitas como alguna vez lo prometimos.

viernes, 17 de julio de 2009

miércoles, 17 de junio de 2009

William Blake y la noche

Ahora si podré tomar un tiempo de descanso, al fin acabe el ciclo, tengo 15 días de vacaciones, los estoy aprovechando en buscar poemas, canciones, películas e historias nuevas y viejas; tal vez reedite en la mente mis memorias universitarias, pero bueno lo mejor de estos días es que puedo disfrutar las tardes o mejor dicho los atardeceres, ese si es un placer tan delicioso a los ojos, con la serenidad del cuerpo, la conexión del alma con la naturaleza, caminatas interminables en la vereda vida, eso si, muy abrigada como un esquimal (el frío por estos tiempos es aterrador). No pude resistir a la tentación de endulzarme con palabras, así que de tantas vueltas finalmente encontré a Cortazar y a Rayuela, aunque honestamente ellos me encontraron a mi... el libro, Cortazar y yo vamos bien, y bueno hice algo que hago siempre cuando leo, hago pausas.. y busco poemas que cautivan como la noche...con música relajante; así fue como encontré a William Blake … aunque sigo pensando que el destino no es incierto ni casualidad todo ocurre de una manera misteriosa que finalmente conduce a algo que nos sorprende para bien o para mal ..

La noche

Desciende el sol por el oeste,
brilla el lucero vespertino;
los pájaros están callados en sus nidos,
y yo debo buscar el mío.
La luna, como una flor
en el alto arco del cielo,
con deleite silencioso,
se instala y sonríe en la noche.
Adiós, campos verdes y arboledas dichosas
donde los rebaños hallaron su deleite.
Donde los corderos pastaron, andan en silencio
los pies de los ángeles luminosos;
sin ser vistos vierten bendiciones
y júbilos incesantes,
sobre cada pimpollo y cada capullo,
y sobre cada corazón dormido.
Miran hasta en nidos impensados
donde las aves se abrigan;
visitan las cuevas de todas las fieras,
para protegerlas de todo mal.
Si ven que alguien llora
en vez de estar durmiendo,
derraman sueño sobre su cabeza
y se sientan junto a su cama.

Cuando lobos y tigres aúllan por su presa,
se detienen y lloran apenados;
tratan de desviar su sed en otro sentido,
y los alejan de las ovejas.
Pero si embisten enfurecidos,
los ángeles con gran cautela
amparan a cada espíritu manso
para que hereden mundos nuevos.
Y allí, el león de ojos enrojecidos
vertirá lágrimas doradas,
y compadecido por los tiernos llantos,
andará en torno de la manada,
y dirá: "La ira, por su mansedumbre,
y la enfermedad, por su salud,
es expulsada
de nuestro día inmortal.
Y ahora junto a ti, cordero que balas,
puedo recostarme y dormir;
o pensar en quien llevaba tu nombre,
pastar después de ti y llorar.
Pues lavada en el río de la vida
mi reluciente melena
brillará para siempre como el oro,
mientras yo vigilo el redil.

domingo, 17 de mayo de 2009

Tejiendo sueños en mi mente

Como siempre me dejo llevar por el corazón y no por la razón, quedo contemplando el oscuro cielo con una suerte de estrellas que cuando tiritan parecen mágicas, sonrió y me pregunto en voz alta que se sentirá tocarlas, es algo que solo imagino en sueños (o cuando solo cierro los ojos) mi pequeño gato me acompaña en esta travesía fugaz, pero su maullido me vuelve al cemento de la realidad, vuelvo a acostarme pero no logro dormir, pensar demasiado no me deja opción , siento que las horas son interminables y que el mañana aguarda más cauteloso, hasta que caigo en brazos de Morfeo… ya es de mañana, me despierto abriendo los ojitos y dormitando de rato en rato, el gato ronronea, escucho pasos en el patio, es hora de levantarme, un día nuevo y bueno como los que espero, sigo pensando porque me dejé llevar por el corazón, ¿y dónde deje a la razón?... bien al fin y al cabo las palabras se las lleva el viento, son los hechos lo que marcan la diferencia, y los poemas tienen todos un hálito de inspiración y toda inspiración viene de una creación interminable de alegrías y melancolías, esa iluminación, ese alguien en mis sueños también es etéreo.

domingo, 10 de mayo de 2009

ANDRE BRETON

No ha lugar

Arte de los días arte de las noches
La balanza de las heridas que se llama Perdona
Balanza roja y sensible al peso de un vuelo de pájaro
Cuando las amazonas de cuello de nieve con las manos vacías
Empujan sus carros de vapor sobre los prados
Veo esa balanza sin cesar enloquecida
Veo el ibis de bellos modales
Que regresa del estanque atado en mi corazón
Las ruedas del sueño encantan a los esplendidos carriles
Que se elevan altísimos sobre las conchas de sus vestidos
Y el asombro salta de aquí para allá sobre el mar
Ve mi querida aurora no olvides nada de mi vida
Toma estas rosas que trepan en el pozo de los espejos
Toma los latidos de todas las pestañas
Toma hasta los hilos que sostienen los pasos de las marionetas
y de las gotas de agua
Arte de los días arte de las noches
Estoy en la ventana muy lejos de una ciudad llena de terror
Fuera unos hombres con sombrero de copa se persiguen a
intervalos regulares
Semejantes a las lluvias que amaba
Cuando hacía tan buen tiempo
“La ira de Dios” es el nombre de un cabaret al que entré ayer
Este escrito sobre la portada blanca con letras más pálidas
Pero las mujeres-marineros que se deslizan detrás de los cristales
Son demasiado hermosas para tener miedo
Aquí nunca el cuerpo siempre el asesinato sin pruebas
Nunca el cielo siempre el silencio
Nunca La libertad sino por la libertad

ANDRE BRETON



AND SHE IS LISA HANNIGAN

viernes, 1 de mayo de 2009

domingo, 26 de abril de 2009

Historia de un Día común

La realidad no es que sea asfixiante, es compleja, y en instantes complicadísima, todo me resulta economizado, he tratado de escapar del consumismo, de lo que ofrece todo publicidad, estoy caminando escuchando música suave, con un bolso cargado de libros y notas de diarios, me detengo observo más carteles (imposible escapar de ellos), en una ciudad comercial…y si me traslado al campo (siempre lo pienso no es mala idea), a lo mejor el trabajo sea más duro , el sol será inclemente y el clima impreciso, pero mi tranquilidad será inobjetable, será como vivir sin normas gramaticales.
Otro sueño realizable… venidero, la tranquilidad de un hogar propio, rodeado de hojas verdes y olor a margaritas, me gusta esa idea.
Soy consciente que no debo idealizar nada ni a nadie, pero si creer en la posibilidad que un cambio propio es bueno, si vamos creciendo con ellos.
Llego a mi destino, llego a casa, me pongo a leer los diarios que compre en la mañana, me agrada hacerlo, el olor a papel con tinta, me inquieta (y eso que no son chocolates) leo lo que sucede y me abate, otras historias me reconfortan…



"...primero reí, luego lloré, y te miraba, me dió por pensar y recordaba..."

sábado, 18 de abril de 2009

T. S. Eliot

Si yo creyera que mi respuesta fuera
a una persona que alguna vez podría retornar al mundo,
esta llama, sin más, quieta estuviera;
pero ya que jamás desde este fondo
escapa un ser humano, sí escuché verdad,
sin temor a la infamia te respondo.


LA CANCIÓN DE AMOR DE J. ALFRED PRUFROCK (one part)

Vamos entonces, tú y yo,
cuando el atardecer se extiende contra el cielo
como un paciente anestesiado sobre una mesa;
vamos, por ciertas calles medio abandonadas,
los mascullantes retiros
de noches inquietas en baratos hoteles de una noche
y restaurantes con serrín y conchas de ostra...

Pdta. yo siento que la canción va junto a Eliot y sus rimas...ella es Charlotte Gainsbourg

domingo, 5 de abril de 2009

Entre el otoño y la melancolía

Y llegó abril, el mes que me divide entre el encanto del esperado otoño y la melancolía por el recuerdo de la mujer que me dio la vida.

Existen momentos donde desearía encapsular el tiempo, esos días tan maravillosos con ocasos memorables, quizás es por eso que no dejo de mirar hacia atrás, y me cuesta...como el día en que iba caminando sola por una larga avenida, y un niño me regaló una sonrisa, un gato se dejó acariciar, unos pajaritos me regalaron su canto, ese día pude apreciar esos detalles que hace que la vida tenga más sentido de lo que parece, pues el hecho de estar aquí es también un privilegio. Tal vez suene idílico, pero ese día si existió, no lo compartí con nadie, fue mi momento puede que suene egoísta, pero al vernos a nosotros mismos, hacia nuestro yo interno, nos encontraremos con una larga lista de interminables defectos propios.
Algunos familiares me dicen que me parezco a mi madre, pero en realidad sé que somos distintas, yo no podría tener su paciencia o su capacidad para hacer multioficios… ser madre, ser mujer y ser empresaria. Me pregunto si podré seguir su ejemplo. Solo el tiempo lo dirá.

Pdta. 1 Hoy es un día que recuerdo con tristeza y con pesar pero también es un homenaje hacia ella. La canción es AFTER HOURS de Velvet Underground. Me recuerda a Mamá y las noches en que tocaba mi puerta para abrigarme o darme una taza con café, cuando tenía noches de desvelo junto a los libros.



Pdta. 2 I LOVE MOM

sábado, 7 de marzo de 2009

Words

"Cuanto mas me lo pienso, más evidente me parece que la vida existe simplemente para ser vivida" GOETHE
Sólo dar y dejar ir...lo importante es la libertad, que somos soñadores, pero es que somos asi, no podemos lamentarnos.

Nunca me he considerado bella, en el aspecto físico externo, siempre creí que era el patito feo, nunca fui conciente hasta ahora, que todos vamos cambiando y que no es la belleza la que buscamos, sino eso especial, que emerge de lo profundo, eso que nos hace creer, eso mágico que hay en nosotros.

Mis esperanzas están en el mismo lugar que las dejé, sólo que ahora aprendieron a volar como palomas, y que vuelven al nido en el momento menos indicado.


miércoles, 25 de febrero de 2009

La mejor descripción del amor en canción

Contigo: Joaquín Sabina

Yo no quiero un amor civilizado,
con recibos y escena del sofá;
yo no quiero que viajes al pasado
y vuelvas del mercado
con ganas de llorar.

Yo no quiero vecínas con pucheros;
yo no quiero sembrar ni compartir;
yo no quiero catorce de febrero
ni cumpleaños feliz.

Yo no quiero cargar con tus maletas;
yo no quiero que elijas mi champú;
yo no quiero mudarme de planeta,
cortarme la coleta,
brindar a tu salud.

Yo no quiero domingos por la tarde;
yo no quiero columpio en el jardin;
lo que yo quiero, corazón cobarde,
es que mueras por mí.

Y morirme contigo si te matas
y matarme contigo si te mueres
porque el amor cuando no muere mata
porque amores que matan nunca mueren.

Yo no quiero juntar para mañana,
no me pidas llegar a fin de mes;
yo no quiero comerme una manzana
dos veces por semana
sin ganas de comer.

Yo no quiero calor de invernadero;
yo no quiero besar tu cicatriz;
yo no quiero París con aguacero
ni Venecia sin tí.

No me esperes a las doce en el juzgado;
no me digas “volvamos a empezar”;
yo no quiero ni libre ni ocupado,
ni carne ni pecado,
ni orgullo ni piedad.

Yo no quiero saber por qué lo hiciste;
yo no quiero contigo ni sin ti;
lo que yo quiero, muchacha de ojos tristes,
es que mueras por mí.

Y morirme contigo si te matas
y matarme contigo si te mueres
porque el amor cuando no muere mata
porque amores que matan nunca mueren.

Nota : la mejor interpretación con el perdón de Sabina, en voz de mi añorado Andrés Calamaro (sobre todo cuando canta “ yo no quiero 14 de febrero”)

lunes, 2 de febrero de 2009

Corazón coraza

Mario Benedetti

Corazón coraza

Porque te tengo y no
porque te pienso
porque la noche está de ojos abiertos
porque la noche pasa y digo amor
porque has venido a recoger tu imagen
y eres mejor que todas tus imágenes
porque eres linda desde el pie hasta el alma
porque eres buena desde el alma a mí
porque te escondes dulce en el orgullo
pequeña y dulce
corazón coraza

porque eres mía
porque no eres mía
porque te miro y muero
y peor que muero
si no te miro amor
si no te miro

porque tú siempre existes dondequiera
pero existes mejor donde te quiero
porque tu boca es sangre
y tienes frío
tengo que amarte amor
tengo que amarte
aunque esta herida duela como dos
aunque te busque y no te encuentre
y aunque
la noche pase y yo te tenga
y no.

sábado, 10 de enero de 2009

Un día de enero

En un dia de enero del año 2008, salí con el muchacho de la gran sonrisa, de los ojos brillantes, de cabello negro azabache. Recuerdo que quedamos de encontrarnos cerca a un centro comercial, me iba a acompañar a buscar el DVD de Andrés Calamaro el concierto del regreso; curiosidades de la vida su primer nombre también es Andrés. Nuestra salida fue un tanto espontanea por no decir accidentada, luego de tantas vueltas A encontró el DVD, luego de que perdiera las esperanzas… Me transforme y estaba tan contenta que lo único que quería era llegar a mi casa, entrar a mi habitación y poner play al DVD, pero no podía ups recordé… estaba acompañada. A me dijo y ahora a donde vamos (en mi mente surgía la idea yo a mi casa tu no se) le dije que a caminar, y si que caminamos, lo bonito fue escuchar lo que pensaba hacer en el futuro, me confesó que quería ser corredor de bolsa y que le gustaría casarse, que su primer hijo se llamaría ANDY, bueno yo sinceramente estaba que contenía mis ganas de reír y no por sus confesiones que de por si eran buenas, si no por mí, le dije que yo no pensaba casarme, pero que si me gustaría adoptar un niño, a lo que el replico, pero y los tuyos .. es la ley de la vida, luego empecé a rebatirle mis argumentos, para finalmente darme por convencida, le dije que sí pensaba en casarme tendría que ser tan sencillo e íntimo que me gustaría que fuera en el campo o frente al mar, nada de fiestas ni pomposidades.. Hasta hoy pienso que fue curioso que hablásemos de ello.

Aun me quedan esas imágenes dibujadas en mi mente, de esa tarde con el cielo gris, las calles vacías y los autos inmóviles, he rescatado lo mejor de ese día, porque en otros pasajes los detalles con A no fueron los mejores hasta entonces. Y luego ambos nos dimos cuenta que mirábamos tan distinto el mundo, que terminamos por convencernos que éramos polos opuestos; A es demasiado realista para soñar conmigo una soñadora inalcanzable. Pero de todo le agradezco haberme sacado muchas sonrisas y por haberme regalado por navidad el libro Cuentos de Eva luna de Isabel Allende, que ya desde ahora es uno de mis favoritos.

Aunque A y yo nunca pudimos estar, tal vez por ser como el Yin y el yang, todas nuestras conversaciones posteriores podrían ser dignas de un libreto para guion de teatro… hemos hablado como amigos y nos hemos enojado como un par de enamorados. Ahora solo me queda reír y volver a leer los cuentos de Eva Luna, y la dedicatoria que escribió, las palabras que quedaran en mí “Un libro más para tu biblioteca pero una experiencia invaluable para tu alma”. A seguirá siendo un gran amigo mío, aunque ya no lo vea tan seguido…ni caminemos juntos por las calles de Tacna, sé que volveré a ver su gran sonrisa y su mirada llena de carisma.