martes, 21 de diciembre de 2010

El Secreto de sus Ojos-La estación

Una de mis escenas favoritas y la música precisa
que excelente banda sonora

sábado, 18 de diciembre de 2010

El viaje

Para el niño, enamorado de mapas y estampas,
El universo es igual a su vasto apetito.
¡Ah! ¡Cuan grande es el mundo a la claridad de las lámparas!
¡Para las miradas del recuerdo, el mundo qué pequeño!
Una mañana zarpamos, la mente inflamada,
El corazón desbordante de rencor y de amargos deseos,
Y nos marchamos, siguiendo el ritmo de la onda
Meciendo nuestro infinito sobre el confín de los mares.
Algunos, dichosos al huir de una patria infame;
Otros, del horror de sus orígenes, y unos contados,
Astrólogos sumergidos en los ojos de una mujer,
La Circe tiránica de los peligrosos perfumes.
Para no convertirse en bestias, se embriagan
De espacio y de luz, y de cielos incendiados;
El hielo que los muerde, los soles que los broncean,
Borran lentamente la huella de los besos.
Pero los verdaderos viajeros son los únicos que parten
Por partir; corazones ligeros, semejantes a los globos,
De su fatalidad jamás ellos se apartan,
Y, sin saber por qué, dicen siempre: ¡Vamos!

(...)

¡Singular fortuna en la que el final se desplaza,
Y no estando en parte alguna, puede hallarse por doquier!
¡Donde el Hombre, que jamás la esperanza abandona,
Para lograr el reposo corre siempre como un loco!
(...)

Charles Baudelaire
Las Flores del mal pág. 248

viernes, 17 de diciembre de 2010

La peste- Frases

“Sucede que a veces se sufre durante mucho tiempo sin saberlo”


“El gran deseo del corazón inquieto es el de poseer interminablemente al ser que ama”.


“No se puede estar enfermo ni morirse razonablemente”


“La peste había quitado a todos la posibilidad de amar e incluso de amistad, pues el amor exige un poco de porvenir y para nosotros no había ya más que instantes”


“Mentir cansa mucho”


“Soy un hombre cansado del mundo, pero inclinado a mis semejantes”


“Nada en el mundo merece que se aparte uno de los que ama, y sin embargo, yo también me aparto sin saber porque”


“Todas las desgracias de los hombres provienen de no hablar claro”


“No hay culpables, solo condenados”


“Hay una cosa que se desea siempre y se obtiene a veces: la ternura humana”


Frases del Libro LA PESTE de Albert Camus


martes, 14 de diciembre de 2010

letras diversas

doble negación
doble terquedad la mía
he mirado dos ocasos
he repetido no con lágrimas
gaste mis zapatos en caminatas absurdas
tratando de buscar respuestas a mis sueños locos
antes todo hablaba de tí
ahora todo habla de mí
porque todo da vueltas
todo tiene un círculo
a veces corto a veces infinito
como un camino sin retorno
todo cicatriza y el tiempo pasa
los girones se cierran
mis direcciones cambian
el abismo se aleja
y al fin la luz llega

nota: alguna vez alguién me dijo que tengo un don y que lo debo cultivar

domingo, 12 de diciembre de 2010

La Distancia es siempre la misma

solo quiere ver lo que no existe, palpar el relieve incierto de la espera. sabiendo que el problema no iba a rehusar, enciende un motivo y detiene la noche; a las cuatro y media comenzó la salida.
se sienta en el borde a escuchar el camino, el lento romper de materia.
solo quiere ver lo que ya estaba, descifrar, todos los objetos de sus casa, llegar al límite de sus sentidos y seguir explorando.

él es todo lo que sobra, la distancia, todo lo que falta. ausencia en movimiento, ojos, oídos, contenido abierto en el página.
sigue caminando y regresa, se olvida del motivo. toda la ciudad lo espera, pero nadie sabe por qué vino. él solo quiere escuchar,
pretender que todo tuvo un comienzo, produce una mano y escribe sin frío, y ya no es tiempo para mensajes.

Pág. 14- 15 del Poemario de José Antonio Villarán

sábado, 4 de diciembre de 2010

El Viajero del Siglo



Muy querido amigo,

(muy querido!, se exaltó Hans),

Muy querido amigo, correspondo al poema de Novalis con uno de mis poemas preferidos de la Merau, que no sé si conoces.
Lo he elegido porque nos habla a nosotras, las lectoras, a todas las que soñamos con otra vida en esta vida,

(¿otra vida?, paro Hans, ¿entonces la que tiene, la que pronto va a tener, la vida la vida que le espera después del verano, no es la que espera?, ¿entonces quizás ella?, ¿a lo mejor no? Basta lee!).

con otra vida en esta vida, otro mundo en este mismo mundo, y que estamos levantando la cabeza por la fuerza de las palabras, de las palabras como estas. Creo que este poema es un canto a la pequeña revolución de cada libro, al poder de cada lectora. Y aunque tú seas un lector, en esto te considero un igual.

(Un igual!,¡nada menos!, pensó Hans lleno de júbilo.
Y en seguida lo ensombreció la duda: Pero un igual en esto, dice ella, ¿y en lo otro?, ¿qué sería lo otro?,¿podremos ser iguales también en eso? Quiero decir, ¿podrá haber algo más, o es sólo esto? Quiero decir, podría haber algo más o es sólo esto? Y entre esto y aquello, ¿qué significa realmente querido amigo?, ¿más amigo o más querido? Ay, no puedo leer...)

Y aunque tú seas lector, en esto te considero un igual. Por eso aquí debajo te copio algunos versos, los que a mí parecen mas hermosos, esperando que hoy o mañana desees contestarme con algún otro poema.

(Ajá. Me invita a contestarle: en esto es nuevo. O sea, me permite quedarme con la última palabra. ¿No es una ofrenda? ¿Una especie de entrega? ¿No estaré imaginando de más, como siempre?

Afectuosamente tuya,
Sophie

(Mmm. Afectuosamente. No suena gran... No la verdad que no. Pero el nombre está complet. Osea no es como si me lo entregase? Como si me dijera soy tuya por entero. Soy Sophie, soy, ¡por favor, qué estupidez! Voy a darme un baño.
No, que es tarde. El viejo está esperándome. Hace calor aquí de pronto, ¿no? En fin, a ver ese poema. Le contesto mañana. Ay Carajo. ¿O busco algo ahora? Mejor mañana.

tuya
Sophie

Parecen en paz todas, sin perderse en las batallas,
conociendo hondamente su propio valor íntimo...
Y van así formando figuras ondulantes
que convocadas por el signo de los tiempos
vienen a desplegar desde un reino fantástico,
con palabras y escritos, su vida irrefrenable;
mejor que nadie intente detenerlas a todas
o su propio camino se verá interrumpido.
Porque todas anuncian el sentir animado,
el dichoso comienzo de su empuje interior.

pág. 152- 153. "EL VIAJERO DEL SIGLO"