miércoles, 31 de octubre de 2012

Algún día...



Algún día te escribiré un poema que no
mencione el aire ni la noche;
un poema que omita los nombres de las flores,
que no tenga jazmines o magnolias.

Algún día te escribiré un poema sin pájaros,
sin fuentes, un poema que eluda el mar
y que no mire a las estrellas.

Algún día te escribiré un poema que se limite
a pasar los dedos por tu piel
y que convierta en palabras tu mirada.
Sin comparaciones, sin metáforas;
algún día escribiré un poema que huela a ti,
un poema con el ritmo de tus pulsaciones,
con la intensidad estrujada de tu abrazo.
Algún día te escribiré un poema, el canto de mi dicha.

DARÍO JARAMILLO A. ( Colombia 1947 )

lunes, 29 de octubre de 2012

Primavera ciega


Dicen que una vez, había un ciego sentado en un parque, con una gorra a sus pies y un cartel en el que, escrito con tiza blanca, decía: "POR FAVOR AYÚDEME, SOY CIEGO". Un creativo de publicidad que pasaba frente a él, se detuvo y observó unas pocas monedas en la gorra. Sin pedirle permiso tomó el cartel, le dio vuelta, tomó una tiza y escribió otro anuncio. Volvió a poner el pedazo de madera sobre los pies del ciego y se fue. Por la tarde el creativo volvió a pasar frente al ciego que pedía limosna. Ahora su gorra estaba llena de billetes y monedas. El ciego reconociendo sus pasos le preguntó si había sido él quien re-escribió su cartel y sobre todo, qué que era lo que había escrito allí. El publicista le contestó: -"Nada que no sea tan cierto como tu anuncio, pero con otras palabras". 

Sonrió y siguió su camino. El ciego nunca lo supo, pero su nuevo cartel decía: 
"ESTAMOS EN PRIMAVERA, Y... YO NO PUEDO VERLA" 
Cambiemos de TÁCTICA cuando algo no nos sale, y verás que puede que resulte mejor de esa manera.

domingo, 28 de octubre de 2012

Caminar

Muchacho de mirada limpia y generosa, pienso siempre en tí, quiero dejar de hacerlo pero no puedo, algo en mi, me une a tí de manera misteriosa, quizás sólo seas espejismo en mis sueños dormidos y despiertos, me han sucedido tantas cosas, y quisiera contartelas todas... como cuando voy a de compras al mercado magdalena; chico de mirada limpia y generosa, sabes que me gustan más los mercados que los super mercados, y la ferias antes que los Centros Comerciales, sabes que me gustan las cosas simples, sabes que tengo ganas de escribir un libro de cuentos, de todas las historias vividas, mis conversaciones con gente extraña y sabia, mis contactos con la luna, la nube y el viento, sabes que me gusta irme a caminar a veces sola, a veces en compañía, un silencio me invade, pero otras hay una canción por dentro, sabes que antes no me gustaban mucho los niños, ahora los adoro, me encanta su sonrisa y su juego, y cada vez que veo uno ruloso pienso que  así seran tus hijos o quizás uno de tus doce hijos, muchacho de mirada limpia y generosa , haz desaparecido, que cielo cubrírá tu sombra... a que distancia haz partido, que caminos transitas...
sabes que me dan ganas de escribirte unos versos... mientras contemplaba el mar frente a San Miguel...
ohhh son tantas cosas en mi mente, por ahora no puedo hacer más nada que pedir a Dios que te cuide y te proteja y que seas feliz, que estes feliz con quien hayas dedicada tu poesía, será la chica de los cabellos de viento?, séra la chica del cuello margarita?, séra acaso la mujer de tus dedicatorias... recuerdo que no querías que lea todos tus poemas, sólo pude escoger tres, pensaste acaso que me los quería plagear, no no lo haría, o la verdad me inspirarían, espero que no me olvides, si bien el mundo es un pañuelo en ocasiones también es ancho y ajeno, nos vemos en algún lugar del mundo chico de mirada limpia generosa, quizás pasen días, quizás pasen años, pero alguna vez el círculo se cumplirá.

Pdta.

Y recuerda que él que lee mucho y anda mucho, amigo sancho ve mucho y sabe mucho...Miguel de Cervantes Saavedra

Yui

miércoles, 24 de octubre de 2012

Mamita

Querida mamita aún pienso en tí, no te he olvidado...
querida mamita te prometí que sería feliz...
querida mamita te prometí que viajaría por el mundo,
que lo recorrería antes de que  alguien me arrebate el corazón,
querida mamita...

pdta.  Te amo

atte. Yo





canción para mamá

domingo, 21 de octubre de 2012

amar


Amar es una angustia, una pregunta,
una suspensa y luminosa duda;
es un querer saber todo lo tuyo
y a la vez un temor de al fin saberlo.
Amar es reconstruir, cuando te alejas,
tus pasos, tus silencios, tus palabras,
y pretender seguir tu pensamiento
cuando a mi lado, al fin inmóvil, callas.
Amar es una cólera secreta,
una helada y diabólica soberbia.
Amar es no dormir cuando en mi lecho
sueñas entre mis brazos que te ciñen,
y odiar el sueño en que, bajo tu frente,
acaso en otros brazos te abandonas.
Amar es escuchar sobre tu pecho,
hasta colmar la oreja codiciosa,
el rumor de tu sangre y la marea
de tu respiración acompasada.
Amar es absorber tu joven savia
y juntar nuestras bocas en un cauce
hasta que de la brisa de tu aliento
se impregnen para siempre mis entrañas.
Amar es una envidia verde y muda,
una sutil y lúcida avaricia.
Amar es provocar el dulce instante
en que tu piel busca mi piel despierta;
saciar a un tiempo la avidez nocturna
y morir otra vez la misma muerte
provisional, desgarradora, oscura.
Amar es una sed, la de la llaga
que arde sin consumirse ni cerrarse,
y el hambre de una boca atormentada
que pide más y más y no se sacia.
Amar es una insólita lujuria
y una gula voraz, siempre desierta.
Pero amar es también cerrar los ojos,
dejar que el sueño invada nuestro cuerpo
como un río de olvido y de tinieblas,
y navegar sin rumbo, a la deriva:
porque amar es, al fin, una indolencia.

— Xavier Villaurrutia —





miércoles, 17 de octubre de 2012

el arte de perder


Un arte

No es difícil dominar el arte de perder;
hay tantas cosas que parecen colmadas por el deseo
de ser perdidas que su pérdida no es un desastre.

Pierde algo cada día. Acepta la confusión
de las llaves extraviadas, de la hora desperdiciada.
No es difícil dominar el arte de perder.

Practica después perder más, y más rápido:
lugares, y nombres, y las tierras a las que pretendías
viajar. Ninguna de estas pérdidas será devastadora.

He perdido el reloj de mi madre. ¡Y mira!, la última
o la penúltima de las tres casas que he amado se perdió.
No es difícil dominar el arte de perder.

He perdido dos ciudades, hermosas ciudades. Más aún,
vastos reinos que poseía, y dos ríos, y un continente.
Los añoro, pero no fue un desastre.

Incluso perdiéndote a ti (la voz risueña, un gesto que
amo) no habría mentido. Es evidente
que no es difícil dominar el arte de perder
aunque eso parezca (¡escríbelo!) un desastre.


Elizabeth BishopWorcester, Massachussets, 1911 – Boston, 1979.

domingo, 14 de octubre de 2012

Cuando Harry conoció a Sally

Una  de las películas de mi vida ( porque tengo una gran listado).
Mi escena favorita sin duda, la declaración de Harry y porque quiere a Sally...

viernes, 12 de octubre de 2012

Caminos del espejo


Caminos del espejo

Y sobre todo mirar con inocencia. Como si no pasara nada, lo cual es cierto.
Pero a ti quiero mirarte hasta que tu rostro se aleje de mi miedo como un pájaro del borde
filoso de la noche.
Como una niña de tiza rosada en un muro muy viejo súbitamente borrada por la lluvia
Como cuando se abre una flor y revela el corazón que no tiene.
Todos los gestos de mi cuerpo y de mi voz para hacer de mí la ofrenda, el ramo que abandona
el viento en el umbral.
Cubre la memoria de tu cara con la máscara de la que serás y asusta a la niña que fuiste.
La noche de los dos se dispersó con la niebla. Es la estación de los alimentos fríos.
Y la sed, mi memoria es de la sed, yo abajo, en el fondo, en el pozo, yo bebía, recuerdo.
Caer como un animal herido en el lugar que iba a ser de revelaciones.
Como quien no quiere la cosa. Ninguna cosa. Boca cosida. Párpados cosidos. Me olvidé.
Adentro el viento. Todo cerrado y el viento adentro.
Al negro sol del silencio las palabras se doraban.I
Pero el silencio es cierto. Por eso escribo. Estoy sola y escribo. No, no estoy sola.
Hay alguien aquí que tiembla.
Aun si digo sol y luna y estrella me refiero a cosas que me suceden. ¿Y qué deseaba yo?
Deseaba un silencio perfecto.
Por eso hablo.
La noche tiene la forma de un grito de lobo.
Delicia de perderse en la imagen presentida. Yo me levanté de mi cadáver, yo fui en busca de quien soy.
Peregrina de mí, he ido hacia la que duerme en un país al viento.
Mi caída sin fin a mi caída sin fin en donde nadie me aguardó pues al mirar quién me aguardaba
no vi otra cosa que a mí misma.
Algo caía en el silencio. Mi última palabra fue yo pero me refería al alba luminosa.
Flores amarillas constelan un círculo de tierra azul. El agua tiembla llena de viento.
Deslumbramiento del día, pájaros amarillos en la mañana. Una mano desata tinieblas, una mano arrastra
la cabellera de una ahogada que no cesa de pasar por el espejo. Volver a la memoria del cuerpo,
he de volver a mis huesos en duelo, he de comprender lo que dice mi voz.

Alejandra Pizarnick

jueves, 11 de octubre de 2012

telegramas


Si hubiera aquí correo, te mandaba un telegrama con estas palabras: viajo porque preciso, coma, vuelvo porque te amo, punto.

soy una chica clásica, clásicamente enamorada, si me mandan cartitas de papel soy feliz, no me gustan mucho la vida tecnológica pero aquí estoy en pleno siglo 21...a veces siento soy un libro de jane austen misterioso y loco. 

lunes, 8 de octubre de 2012

Utopía

Hace mucho quise escribir sobre Utopía de Tomás Moro, pero no lo he podido concretar, hasta que una última reflexión me ha vuelto de nuevo a este autor y acabo de encontrar justamente un bue artículo sobre este fascinante libro.


Sobre “Utopía” de Tomás Moro

“Utopía” fue escrito por Tomás Moro (1478 – 1535) en el siglo XV-XVI, y sin embargo bien podría ser un artículo de opinión de un periódico actual debido a la total y rabiosa atemporalidad de su crítica social.
Leyendo a Tomás Moro me resultan totalmente increíbles dos cuestiones:
1.- La visión de este hombre, que aún hoy es totalmente innovador, rompedor e incluso a veces demasiado avanzado para nuestro tiempo
2.- Que ya en aquella época se dieran formas de injusticia social que han sido prorrogadas (y, sí, agravadas) durante los últimos cinco o séis siglos
Moro escribe el libro en dos partes: la primera es una discusión sobre “política actual” (de la época, por supuesto) y la segunda es la narración y descripción de la isla de Utopía por parte de un marino que Tomás Moro encuentra en uno de sus viajes de negocios por Europa.
En la primera parte expone una serie de ideas totalmente sorprendentes por su sinceridad, lógica, por lo directas que son contra el sistema de su época, y por ende contra nuestro sistema actual… no me extraña que muriera decapitado por el rey Enrique VIII. Si hubiera salido hoy en los periódicos o en la televisión diciendo lo que dijo, los lobbies ya se encargarían de hacerlo desaparecer con algún misterioso accidente de avión.
A lo largo de mi lectura he ido subrayando una serie de frases que me han impactado y que me gustaría compartir con aquel que lea esta entrada:
Sobre el rey de Utopía:
“[...] el día de su coronación jura solemnemente que jamás tendrá en sus arcas más de mil libras de oro. Dicen [...] que esta ley fue hecha por un buen rey que se preocupó más del bienestar de su patria que del suyo”
¿No os suena esto a rabiosa actualidad? Ojalá nuestros “reyes” se limitaran los sueldos porque estuvieran más preocupados por el país que por su bienestar.
Sobre el poder y la pobreza:
“[...] El rey está más seguro en su trono cuando el pueblo no goza de demasiada riqueza y libertad, pues cuando hay estas cosas, los hombres no obedecen de buen grado las leyes duras e injustas;por otra parte, la necesidad y la pobreza abaten su audacia haciéndolos sumisos a la fuerza”
Sobre el mal en el hombre:
“[...] Si no podéis arrancar completamente de los corazones de los hombre las malignas opiniones[...], enmendar los vicios que el uso y las costumbres han confirmado, no por esta causa se debe abandonar la (idea) o renunciar a ella. [...]. Es preciso que obréis de manera tal que si no podéis hacer todo el bien que deseáis, logren vuestros esfuerzos por lo menos quitar fuerza al mal”
Sobre el ejército:
“Estos hombres de cuerpo sano y robusto, en vez de aprender un oficio útil [...] se consumen en la ociosidad. [...]No veo que convenga al Estado mantener a tantas gentes de esta clase solamente a fin de estar preparados para una guerra que no tendréis si no la queréis.”
Sobre la pena de muerte a los ladrones:
“[...]No alabéis esa justicia que solamente es hermosa en apariencia. Dejáis que den a los niños una educación abominable que corrompe sus almas desde sus más tiernos año. ¿Es necesario pues que los castiguemos por los crímenes que no son culpa de ellos cuando llegan a ser hombres? Porque ¿qué otra cosa hacéis de ellos sino ladrones que luego castigáis?”
Sobre el reparto de las riquezas en el mundo:
“Nada se puede dar a un hombre si no es quitándoselo a otro”
Interesantísima frase a tener en cuenta en nuestro día a día
Sobre la conversión al cristianismo de los miembros de Utopía:
“[...] Yo creo que lo que más contribuyó a convencerlos fue decirles que Cristo enseñó a los suyos que todas las cosas eran comunes y que esa comunidad todavía permanece en las comunidades verdaderamente cristianas”
Impresionante lección para los cristianos de la época y los actuales. Este tema me parece interesantísimo: el punto de encuentro entre el capitalismo, el comunismo y el cristianismo. Me lo apunto para tratarlo con más detenimiento en una futura entrada de este blog.
En fin, mi conclusión es que este libro, aunque breve (lo leí en un trayecto Madrid – Sevilla en AVE), tiene una sabiduría encerrada inmensa, aún en nuestros días, o tal vez más en nuestros días.
Espero animar a su lectura a todo aquel inconformista que no lo haya leído aún
Un saludo,
Juan Fernández


domingo, 7 de octubre de 2012

Te quiero

TE QUIERO

Tus manos son mi caricia
mis acordes cotidianos
te quiero porque tus manos
trabajan por la justicia

si te quiero es porque sos
mi amor mi cómplice y todo
y en la calle codo a codo
somos mucho más que dos

tus ojos son mi conjuro
contra la mala jornada
te quiero por tu mirada
que mira y siembra futuro

tu boca que es tuya y mía
tu boca no se equivoca
te quiero porque tu boca
sabe gritar rebeldía

si te quiero es porque sos
mi amor mi cómplice y todo
y en la calle codo a codo
somos mucho más que dos

y por tu rostro sincero
y tu paso vagabundo
y tu llanto por el mundo
porque sos pueblo te quiero

y porque amor no es aureola
ni cándida moraleja
y porque somos pareja
que sabe que no está sola

te quiero en mi paraíso
es decir que en mi país
la gente viva feliz
aunque no tenga permiso

si te quiero es porque sos
mi amor mi cómplice y todo
y en la calle codo a codo
somos mucho más que dos.

— Mario Benedetti —

EL ÁRBOL DE LA SOLIDARIDAD

EL ÁRBOL DE LA SOLIDARIDAD

Los árboles dan flores, frutos, pájaros
que son flores o frutos de una estación.
Pero este árbol, este árbol
que alguien sembró con cantos y alegrías,
no da sino desastres, miedos, rabias
de no ver en flor de fruto de este tiempo.

Por eso este árbol, que alguien plantó con amor,
no prospera, sino que malamente se alimenta
de una agua atroz,
de una agua atroz que salta de los ojos del pueblo.

Y para verlo florecer, para verlo hermoso, radiante
como el rostro de nuestra victoria,
es necesario que luchemos juntos,
es necesario que nos unamos
alrededor de él,
es necesario protegerlo ahora
para que más tarde nos proteja con su sombra.

Alejandro Romualdo.

martes, 2 de octubre de 2012

Soy poeta de la defensa

No puedo ser una abogada seria , en definitiva me niego a ser rígida, formal, solemne, que pereza; soy todo lo contrario, a primera vista no parezco abogada colegiada del prestigioso CAL, es más parezco una estudiante universitaria despreocupada y sonriente. Pero eso no es cierto, siempre ando pensando, cavilando ideas, cuando me encuentro en medio del tráfico, observo a las personas y sus gestos, con mis ojos grandes busco gatitos y perritos, últimamente andan muy escasos. Mientras voy como voyeur por las intrépidas calles limeñas, voy analizando la arquitectura de los edificios y las casas, delicia a la vista, cada una cuenta con un sello particular,cuando llego al trabajo todo cambia y me transformo en una mujer de leyes, aunque me gusta más la idea de ser una mujer de principios, hay cosas que son lo que son, bueno poco a poco estoy cumpliendo mis objetivos y en noviembre acabo mi especialización en la ESAN, luego de todo, se que todo lo que estoy logrando es gracias a Dios y  mi familia , sé también que el derecho no es mi gran pasión, mi pasión mi verdadera es... el arte, pero el derecho y el revés me ayudará para lograrlo, y estoy alegre... alegre que sea cierto :)

a continuación escenas de  dos abogadas tan disímiles:

El secreto de sus ojos




Ally Mcbeal

El Lenguado


Poema El lenguado
de José Watanabe

Soy
lo gris contra lo gris. mi vida
depende de copiar incansablemente
el color de la arena,
pero ese truco sutil
que me permite comer y burlar enemigos
me ha deformado. He perdido la simetría
de los animales bellos, mis ojos
y mis narices
han virado hacia un mismo lado del rostro. soy
un pequeño monstruo invisible
tendido siempre sobre el lecho del mar.
Las breves anchovetas que pasan a mi lado
creen que las devora
una agitación de arena
y los grandes depredadores me rozan sin percibir
mi miedo. El miedo circulará siempre en mi cuerpo
como otra sangre. Mi cuerpo no es mucho. Soy
una palada de órganos enterrados en la arena
y los bordes imperceptibles de mi carne
no están muy lejos.
A veces sueño que me expando
y ondulo como una llanura, sereno y sin miedo, y más grande
que los más grandes. Yo soy entonces
toda la arena, todo el vasto fondo marino.