miércoles, 27 de marzo de 2013

caifanes

¿Qué cosa será el amor? Es hielo abrasador, es fuego helado, es una herida que no da cuidado."


sábado, 16 de marzo de 2013

La carta de amor más hermosa del mundo


En la mañana del 7 de febrero de 1931, unas horas antes de contraer matrimonio, Amelia Earhart se sentó a escribir esta carta dirigida a su futuro esposo, George P. Putnam.
Amelia era ya por aquel entonces un mito de la aventura: en 1927 se había convertido en la primera mujer que cruzaba el Atlántico en monoplano.
Comparto con ustedes la carta de amor más hermosa, libre y valiente que jamás he leído.
Querido GPP,
Creo que debería dejar escritas algunas cosas antes de que nos
casemos, aunque ya hayamos hablado muchas veces sobre ellas.
Tengo que reiterarte mis dudas con respecto al matrimonio, mi sensación de renunciar a oportunidades en un trabajo que tanto significa para mí. Tengo la sensación de que casarme es una de las decisiones más estúpidas que jamás he tomado. Sé que habrá compesaciones, pero no puedo ocultarte mis dudas.
Para nuestra vida en común quiero que comprendas que no estarás sometido a ningún código de fidelidad y que yo tampoco me considero atada a ti. Si somos honestos, podremos evitar las dificultades que surgirán si tú o yo nos enamoramos de otra persona.
Por favor, no interferamos en el trabajo del otro, ni permitamos que el resto del mundo contemple nuestras alegrías o desacuerdos. En este sentido, voy a tener que mantener algún lugar donde pueda ser profundamente yo misma. No puedo soportar los confinamientos, por muy atractiva que sea la jaula.
Debo exigirte una promesa cruel: que me dejarás marchar dentro de un año si no hemos encontrado la felicidad juntos.
Voy a tratar de hacerlo lo mejor posible y ofrecerte esa parte de mí que conoces y que tanto quieres.
A.E.
George y Amelia contrajeron matrimonio aquella misma tarde. Permanecieron juntos hasta la trágica desaparición de Amelia en 1937, cuando intentaba circumnavegar la Tierra en monoplano.
Tomado del blog Principia Marsupia, en Público.es 
 Así deberíamos de ser honestos ... honestidad brutal como diría Calamaro

domingo, 10 de marzo de 2013

Se busca poeta

Se busca poeta


se busca persona que trabaje con la imaginación,
que utilice las palabras para convertir la rutina
en los días en experiencias diferentes
se busca Poeta que con sus versos haga de este mundo
y de esta vida la más bella y divertida las aventuras.


Estas letras no son mías pero me sientan tan bien,
imaginar que antes me gustaban los intelectuales...ahora me gustan los artistas
que con arte contagien vida... de poeta a poeta
mi inspiración siguen en los libros

vivir una historia maravillosa que pueda contarla a mis nietos
compartir con mi valiente sueños esperanzas alegrías derrotas tristezas enojos cariños fantasía sueños pero sobre todo amor

lunes, 4 de marzo de 2013

papel escrito

amante del papel escrito,
del olor a a viejo
de libros con sueños
mi vena de artista
ha cubierto
las
redes de mi alma
y no cesa de cantar
con poemas
y destinos buenos
y nuevos
papeles
y papeles
que se arrugan y se acumulan
papeles
y destinos
caminos y recorridos
el mundo no ha consumido
los detalles
los libros resurgen
mi alma feliz


domingo, 3 de marzo de 2013

lo natural es odiarse: used to

lo natural es odiarse: used to:

 me contaron que ahora te ha dado por las nuevas tecnologías, a ti que fuiste tan anti whatsapp. también que ahora tu comida favorita es la griega, nosotros que fuimos a un griego y no rompimos los platos. me han dicho que el mus ya no te interesa y que el bricolaje y el boxeo son tus pasatiempos favoritos, antes fuiste muy de ver el fútbol con una birra. me preguntaron si creía que todavía soñabas conmigo por las noches y respondí que no, que tú nunca soñabas, pero me dijeron que ahora lo haces en blanco y negro y que por eso se te olvidó de qué color eran mis ojos. creo que todos mienten, pero me contaron que desde que leíste a paul auster estás mucho más guapo, y eso sí que me lo creí. dicen que tu tipografía favorita es arial y que verdana sólo la usabas porque estabas enamorado, aunque no sé muy bien de qué o de quién. dicen que ahora eres formal, que visitas todos los domingos la granja y que aún no te has atrevido a batir un huevo ni a ordeñar a una vaca, pero que sigues siendo Valiente, como me solía gustar llamarte. me cuentan que pasas todos los lunes al sol, esquivando la nieve que quiere congelar tu corazón, ese mismo corazón que me dijiste que latía por mí, ese mismo que se hacía más bonito y grande por estar enamorado del mío. dicen que te vuelve loco la filosofía oriental y que ahora eres más de los beatles que de los stones, y eso, creo que es una aberración. me cuentan que regalas rosas amarillas, esas mismas que comprabas y me traías con un café y una magdalena (he de decir que nunca me gustaron las magdalenas). yo te cuento que ya no sé si creerlos, que sigo siendo igual, aunque tú me hiciste mejor; menos ingenua y más fría.