sábado, 27 de marzo de 2010

La mundana profesión del Derecho

¡O sancta simplicitas! ¡Qué mundo más extrañamente simplificado y falsificado aquel en que vive la humanidad! No cesa uno de asombrarse, tan pronto como se pone las gafas apropiadas para ver semejante prodigio. ¡Con qué cuidado hemos tratado de conservar ante todo nuestra ignorancia, para gozar de una libertad, de una despreocupación, de una imprudencia […] casi inconcebibles […].
Friedrich Nietzsche

El problema de un mundo complejo es que a muchos disgusta y a no pocos asusta. Incapaces pues de enfrentarlo tal como este es, ya sea por miedo o por simple inmunidad a toda sutileza que la complejidad impone, lo dividen muy pronto los santos en Cielo e Infierno y los simples en blanco y negro. Pero ni en el mundo existen ángeles y demonios sino apenas hombres —y muy pocos santos— ni los colores y sus mil combinaciones han sido, gracias a Dios, desterrados del día y de la noche que solo los simples —que son legión— tienen la tragedia de no ver. Sea como fuere, a quienes nos dedicamos a ejercer la mundana profesión del Derecho y mucho más a los que nos hemos arriesgado a reflexionar sobre él, el deber nos llama a no ser ni santos ni simples si queremos hacer justicia aquí en la Tierra.



Capítulo VIII-SANCTA SIMPLICITAS
¡Inmutabilidad de la cláusula penal!
"Analizando el Análisis" CASTILLO FREYRE/ VASQUEZ KUNZE

Nota:Tendré que seguir reflexionando sobre esta profesión... mientras escucho a ELLA

5 comentarios:

ALEX dijo...

Muy buena canción Yui. Sobre el derecho, yo me quedo con la idea romana de que el derecho es una forma de conocer el mundo. También me quedo con la idea de que todas las profesiones tienen poder, algunas más que otras, como es el caso del Derecho.

Anónimo dijo...

Creo que no se trata de hacer justicia, sino de hacer con nuestras pequeñas o grandes tareas (aplicando si se puede el Derecho) nuestro Mundo y realidad menos injustos.
Saludos y sigue blogeando.
Luis Ángel.

yui dijo...

Francamente he cuestionado muchos libros de Derecho, es por eso uno de los motivos que en este espacio no recomiendo mucho sus lecturas, son tediosos en muchos casos, sin embargo hay que rescatar enseñanzas... Esta profesión que era noble en tiempos antiguos , hoy se ha transformado por no decir trastocado en un vil recuento de cumplimiento de normas, y eso si es que se cumplen, ya no se propende a la justicia, entonces: ¿el Derecho será sòlo un instrumento de hombres insensatos?

2M dijo...

Francamente desconfío mucho de los abogados en ejercicio... simplememente hay algo detrás... los comprendí a través de esta serie...

http://www.seriesyonkis.com/serie/el-abogado/

Nietzsche era muy seguro... osea inseguro.... pretendía tener respuestas a todo para saber a dónde iba... Me cae bien el hombre.
Su forma de mostrar su inseguridad es deliciosa....era seguro racionalmente por supuesto : Deliciosa frase:

"Con qué cuidado hemos tratado de conservar ante todo nuestra ignorancia, para gozar de una libertad, de una despreocupación, de una imprudencia..."

Como decía me dijo alguna vez mi gran amigo Dorian Céspedes: "Al igual que en la gramática, en el derecho toda regla tiene su excepción", ahí el problema , para el lawyer debe ser difícil y ala v3ez fácil buscar afirmar o u objetar cualquier cosa puede hacer muy bien las dos... es más tiene la habilida para convencerse a sí mismo de que tiene la razón.. debe haber algún nombre para esa enfermedad....

Por siaca expreso esto muy amablemente sin causar disgustos....

yui dijo...

uhh hablar de los abogados es de otro mundo, pero tb soy muy variopintos, el problema quizás radica en los egos personales, las ambiciones,el poder, entre otros, pero también quedan los que no van al lado oscuro de la fuerza..y de eso he conocido pocos hasta ahora, hay de todo como en todo oficio o profesión. Pero quien soy yo también para juzgarlos, que los juzgue su conciencia.